Sexo

Tratamiento para adictos al sexo

En Centro Árbor ofrecemos un tratamiento completo para la adicción al sexo, que se realiza en régimen residencial.

Para algunas personas, la adicción al sexo puede ser muy peligrosa y afectar gravemente sus relaciones. Tal como sucede con la adicción a las drogas o el alcohol, ser adicto al sexo tiene el potencial de afectar negativamente tu salud física y mental.

No solo eso, también puede terminar con tu calidad de vida, tu seguridad y tus relaciones personales. Además, se considera que una persona con adicción al sexo, buscará múltiples parejas sexuales.

    ¿Qué causa la adicción al sexo?

    Las causas exactas de la adicción al sexo todavía no se conocen por completo. Sin embargo, se cree que la adicción al sexo podría estar asociada con cambios químicos en el cerebro.

    Además, las investigaciones sobre el tema sugieren que las lesiones ubicadas en una zona específica del cerebro, también podrían ocasionar un comportamiento sexual compulsivo. Igualmente hay que destacar que las personas adictas al sexo, a menudo provienen de familias disfuncionales.

    No solo eso, un gran número de personas con adicción al sexo, tienen familiares que también experimentan diferentes tipos de adicción. Incluso, se sabe que aproximadamente el 80% de los adictos sexuales han experimentado algún tipo de trauma emocional o abuso sexual.

    ¿Cuáles son los síntomas de la adicción al sexo?

    Aquellos que son adictos al sexo suelen volverse hábiles para ocultar su comportamiento. Por lo tanto es común que mientan sobre sus actividades, o realizarlas en momentos y lugares donde no pueden ser descubiertos.

    A menudo los síntomas de la adicción al sexo se manifiestan a través de los siguientes comportamientos:

    • Sostener relaciones compulsivas con diferentes parejas, incluyendo extraños.
    • Pensamientos y fantasías sexuales recurrentes, crónicas y obsesivas.
    • Evidente preocupación por tener relaciones sexuales, incluso si estás interfieren con su rutina diaria, la escuela o el trabajo.
    • Tendencia a mentir para cubrir sus comportamientos.
    • Colocarse en riesgo a sí mismo o a los demás debido a su conducta sexual.
    • Incapacidad para detener o controlar sus comportamientos sexuales.
    • Experimentar remordimiento o un sentimiento de culpa después del sexo.

    Prácticas sexuales de alto riesgo

    Este tipo de adicción puede conducir fácilmente a prácticas sexuales potencialmente riesgosas. En este caso hablamos específicamente del Chemsex y el Cruising. Las dos involucran comportamientos sexuales, siendo la primera la que más daño puede ocasionar.

    ¿Qué es el Chemsex?

    El Chemsex es un término utilizado para definir la práctica sexual de hombres homosexuales y bisexuales, bajo los efectos de las drogas. Generalmente involucra a múltiples personas y el uso de drogas como Mefedrona y la Metanfetamina.

    ¿En qué consiste el Cruising?

    En este caso, el Cruising es una palabra en inglés que define la actividad sexual en lugares públicos. Es decir, una persona adicta al Cruising disfruta tener sexo en sitios públicos como parques, callejones y parqueaderos.

    Tratamiento para la adicción al sexo

    En una clínica de rehabilitación como Centro Arbor se proporciona un tratamiento integral para la adicción al sexo. Siempre que es necesario, la persona es ingresada para ayudarla a recuperar el control sobre sus impulsos sexuales.

    Y parte fundamental de este tratamiento es la terapia en grupo, así como la terapia individual. Cuando además hay drogas involucradas, como en el caso del Chemsex, suele seguirse un tratamiento para la adicción a las drogas.

    Un aspecto interesante del tratamiento es que las personas no están obligadas a abandonar el sexo por completo. Sin embargo, se les alienta a abstenerse de mostrar comportamientos sexuales compulsivos.

    De hecho, la terapia grupal con otras personas que enfrentan los mismos desafíos, ofrece un excelente sistema de apoyo en la rehabilitación. Adicionalmente, la terapia cognitiva, también puede ayudar a la persona a identificar los desencadenantes de sus impulsos sexuales.

    No solo eso, puede enseñarle la forma adecuada de alterar los comportamientos. De nueva cuenta, todo ello se consigue a través de la terapia individual y grupal.

    Abrir chat
    Hola, puedes utilizar WhatsApp para ponerte en contacto con Centro Iter. Consulta con nosotros tus dudas.
    Te invitamos a que nos conozcas. La primera visita y valoración son gratuitas.
    Deja tu mensaje y te responderemos lo antes posible.